Un chute de yute

Lucile y Alejandro ya me dijeron que el material que mejor cumplía la función de sujetar el mortero de cal y arena sobre las cañas sería el yute, el mejor de entre las opciones biodegradables, así que nada, milanuncios, yute, et voilá: sacos de yute baratitos. Llegaron justo a tiempo. Los últimos telares para la cúpula estaban prácticamente listos y lo que quedaba era rematarlos, montar los andamios y empezar a subirlos para después forrarlos de yute. Por si era poco estaba por aquí el Dios de los andamios con su asistente, Jesús Morán y Bea. Y para colmo, La Churre, con sus dotes de costura. Está claro, hoy era el día.

Desde luego que el día era hoy. Ayer no porque fue el estreno del horno de leña del cuartel y antesdeayer tampoco porque tuvimos batida de madrugada en la Sierra Monsalud (dese el episodio por contado con este apunte).

Materiales, amigos, un tiempo más agradable. Pues al lío!

La Churre cosió los sacos para tapar los telares del pentágono superior, Alejandro, Lucile, Jesús y Bea acabaron los telares para completar los 5 pentágonos de la base, entre todos montamos los andamios y subimos la tela que ya espera agua y un mortero de agua cal y arena. Hay que darse prisa que pronto llegan las lluvias! 🙂

Un comentario sobre “Un chute de yute

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s