Eclipses

Cualquier excusa es buena para juntarse. En este caso, el eclipse de luna más largo del siglo ha significado una oportunidad para mirar al cielo de la mano del guía de estrellas más mágico del universo.

Amigos y familia llegaron con viandas, sonrisas y curiosidad.

Entendimos cómo la tierra provocaba la penumbra y la ocultación total de la luna. Venus, Jùpiter, Saturno, Marte. Todos fueron apareciendo robándole protonismo al personaje principal de la noche, La Luna de Sangre. Roja, escondida por la sombra de de La Tierra, camuflada por la niebla del horizonte. No la vismo salir, sino que especulamos con un hipotético retraso en su aparición, incluso llegamos a pensar que le daba vergüenza salir de tanta gente como la esperaba. Pero nada, fue discreta, y no se hizo notar hasta bien entrada la noche.

La sombra fue dejando paso a la luz. La Luna de Sangre se fue tornando blanca y empezó a dibujar las sombras de las encinas en el suelo.

A la mañana siguiente, el desayuno se alargó hasta la merienda, siesta, terraceo. ¡Madre mía que ganas tenía de un día así! Gracias por vuestra visita y vuestra energía.

¡En breve nos ponemos en marcha con los nuevos planes! … Baño seco, gallinero, piscina.

Jeje.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s