Luna de Hielo

Tomar conciencia de nuestras raíces, de nuestros apegos, los sanos y los no tan sanos. Esta Luna llena, la última del año, nos hará más conscientes de la libertad que tenemos para elegir cómo vivir y dónde echar raíces. Para eso es también el invierno.

Ahora que amanece, el Sol comienza a derretir el manto de hielo que la Luna ha dejado en esta noche larga y fría. Las flores que quedaban se retiran para que sean las raíces las que dispongan de una energía que a veces parece insuficiente.

Ciclos. Lunas. Estaciones. Estados. La Luna de Hielo pone fin a un ciclo y abre las puertas a otro nuevo tiempo en el que habremos aprendido, en el que habremos crecido, un nuevo tiempo para seguir aprendiendo y seguir creciendo, desde el Alma, desde el Amor. Conscientes de la importancia de desarrollar habilidades para percibir y aprender nuevas maneras. Tenaces mientras caminamos por senderos desconocidos. Pacientes para forjar el Amor profundo con el tiempo.

Un Corazón dispuesto a morir y a nacer, una y otra vez. Como la Flor, como el Sol, como la Luna, como la Vida misma.

PD. Ayer me compré una bolsa de agua caliente para los pies y al meterme en la cama… ¡estaba abierta!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s